Alquiler de coches a largo plazo

Debido a los precios tan baratos que existen hoy en día en el sector del rentacar, nos planteamos si tener un coche alquilado a largo plazo conviene más que poseer uno en propiedad.

Cuando alquilamos un coche todos sabemos que no debemos preocuparnos del mantenimiento del vehículo, revisiones y cambios de filtros. En cambio, cuando compramos un coche no solo tenemos que hacer frente a los recibos mensuales. Hay que contratar un seguro, hacer revisiones periódicas, cambios de aceite y filtros, neumáticos, etc. Y no solo esto, también con el tiempo el vehículo se averiará y tendremos que pagar las reparaciones.

Alquiler de coches a largo plazo

En el caso de alquilar un coche a largo plazo dejamos de incurrir en una serie de costes. Por ejemplo, no pagaremos los cambios de aceite, neumáticos, filtros y reparaciones. Por otro lado pagaremos una cuota que incluirá un seguro mínimo de daños a terceros, o bien un seguro a todo riesgo.

Comprando un coche, con el tiempo estaremos pagando por poseer un coche viejo, por ejemplo a partir del tercer o cuarto año. En cambio, alquilando un coche siempre tendremos un coche nuevo, ya que los rentacar renuevan las flotas constantemente. De esta forma siempre conduciremos coches nuevos, y esto ya es una ventaja.

Alquiler de coches económicos

Hoy día, alquilar un coche no resulta más caro de 200-300 euros al mes incluido el seguro a todo riesgo. Podemos alquilar por 30-40 euros al mes con un seguro de responsabilidad civil sin que cubra daños a la carrocería, cristales o neumáticos. ¿Pero a caso normalmente rompemos cristales y neumáticos? Pues seguramente no hayas roto nunca nada o mínimamente alguna vez hayas tenido algún pequeño percance.

No obstante, en el caso de tener cualquier imprevisto como pudiera ser un golpe en la carrocería tendrías que repararlo y pagarlo de tu bolsillo en el caso de que el vehículo fuera de tu propiedad. En el caso de tener un seguro a todo riesgo, lógicamente pagaría la compañía de seguros. Pues lo mismo ocurre si contratas el seguro a todo riesgo con la empresa de alquiler de coches.

Ventajas de alquilar coches

En definitiva, si balanceamos los pros y contras de tener un coche en propiedad o alquilado, seguramente sea más ventajoso alquilar que comprar. Esto ya es una cuestión muy personal que cada uno debe de sopesar.

Si poseemos un coche en propiedad, tal vez le tengamos más estima, ya que es algo nuestro. Por ello, lo trataremos con especial cuidado y lo guardaremos en garaje, por lo que también añadimos este coste. En el caso del alquiler de coches, seguramente no sea necesario mantener el coche en un garaje, ya que lo iremos renovando continuamente.

Las empresas rent a car nos harán contratos por uno, dos o tres meses todo lo más y tendremos que ir a renovar el contrato y cambiar el coche. Aquí tenemos otra ventaja, nos entregan un coche totalmente limpio. Si sumámos todas estas ventajas, al final nos daremos cuenta que el alquiler de coches a largo plazo es más ventajoso que la compra de un vehículo.

Buscar localidades de Valencia